Fe Diaria: Adiestra nuestras manos

Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén. (2 Timoteo 4:18)

Gracias Señor, por este nuevo día que nos concedes. Adiestra nuestras manos para cada una de nuestras luchas el día de hoy y permítenos caminar en armonía y en paz, confiados de que Tu dulce presencia es constante y reposa sobre cada uno de nosotros en cada paso que damos. Líbranos del desánimo, la ansiedad y de todo lo que negativo que nos impida avanzar en la grandiosa voluntad que tienes en la vida de los que Te siguen y Te sirven fielmente. Te necesitamos y sabemos que contigo todo es posible, Padre.