Fe Diaria: El mundo en el que vivo

Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, y lo coronaste de gloria y de honra. (Salmos 8:3-5)

Señor, en tu Palabra, dices que soy valioso para ti: tu obra maestra. Tú me amas profundamente, y mi suficiencia depende solo de ti. El mundo en el que vivo me ruega que mida mi valor en contraste con sus normas y que me compare con cosas vanas. Por favor, dame visión espiritual para discernir cuando eso esté sucediendo y para resistirlo. En cambio, ayúdame a recordar que mi autoestima debe estar vinculada con el valor que tú me das y el propósito para el cual me creaste. Con solo saber esto, tengo la esperanza de que puedo superar mis inseguridades: porque tengo tu poder dentro de mí, soy capaz de hacer mucho más de lo que podría atreverme a soñar. ¡Gracias, Señor!