Fe Diaria: Puede ser abrumador como una avalancha de oscuridad

Tú encenderás mi lámpara; Jehová mi Dios alumbrará mis tinieblas. (Salmos 18:28)

Señor, conozco la depresión porque ya la he experimentado. Es algo que puede descender lentamente y permanecer colgado en el aire como una lluvia que dura todo el día. Puede ser abrumador como una avalancha de oscuridad. Puede ser el resultado de una experiencia específica de fracaso o pérdida, o puede invadir la mente sin motivo aparente. Oh Dios, gracias porque no hay ningún lugar al que pueda ir donde no estés esperándome. Sin importar cuán deprimido llegue a sentirme, siempre estás presente conmigo. Incluso si no siento tu presencia, tú no me has abandonado. Señor, me doy cuenta de que a veces me rodeas de oscuridad para que pueda conocer el brillar de tu luz. La próxima vez que la depresión haga que mis días sean oscuros, ayúdame a aferrarme a la esperanza que tengo en la luz de Cristo que habita dentro de mí.