Fe Diaria: Bendecir e influenciar a alguien más

Una oración para dar testimonio

Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe. (Gálatas 6:10)

Creo que una de las mejores oportunidades que tenemos como cristianos es marcar una gran diferencia en la vida de los demás. En toda mi vida de ministerio, Dios me ha dado la oportunidad de compartir enseñando de Su Palabra a muchas personas que necesitan orientación. Pero no creo que esta sea una oportunidad especial que Dios hizo sólo para mí. Todos, incluido tú, tienen la capacidad de ser una influencia para alguien. Cuando tomas el tiempo de acercarte a los demás e invertir en la vida de alguien, estás impactando al mundo … el tuyo y el de ellos.

Gálatas 6:10 nos dice que seamos conscientes de ser una bendición para todos los que Dios traiga a nuestro camino. Estamos llamados a ser una bendición y construir a otros en su fe, para no tener miedo de extender la mano y hablar la verdad en amor.

Creo que Dios quiere que seamos más que simplemente espectadores en la vida. Él quiere que seamos personas que realmente aman a los demás y se preocupan lo suficiente de estar dispuestos a invertir en sus vidas. Necesitamos desarrollar a otros en El nombre de Jesús para que puedan crecer y llegar a más personas. Ya sea que lo sepas o no, alguien te está mirando y observando. Las personas son influenciadas por la forma en que tú vives y ellos necesitan ver el amor de Dios en tus acciones diarias.

A veces cometeremos errores, y cuando lo hagamos podemos agradecer a Dios por Su perdón, pero también tenemos que darnos cuenta de que muchas veces podemos ser la única evidencia de Dios que algunas personas ven.

Señor, todos los días Tú me das la oportunidad para tender la mano, bendecir e influenciar a alguien más con Tu amor. Quiero vivir una vida de bendición para los demás, mostrándoles lo que significa vivir una vida centrada en Ti.