Fe Diaria: Gracias, Señor, porque no tengo que huir de las dificultades

Una oración para enfrentar las dificultades. 

Gracias, Señor, porque no tengo que huir de las dificultades ni esconderme atemorizado. En cambio, puedo ir a ti y pedirte que vayas delante de mí y que pelees por mí contra todas las oposiciones. Te pido que hagas esto hoy. Sálvame de las cosas que temo que me puedan dañar. Gracias porque cubres mi espalda y porque siempre me protegerás. Ayúdame a confiar en ti y no en mi propia fortaleza cuando esté en dificultades.

Porque no saldréis apresurados, ni iréis huyendo; porque Jehová irá delante de vosotros, y os congregará el Dios de Israel. (Isaías 52:12)