Fe Diaria: No tengo que temer a los problemas

Una oración en tiempos de angustia.

Señor, te doy gracias porque eres la fuente que me suple cuando tengo necesidad. Tú eres mi ayuda en tiempos de dificultades. No tengo que temer a los problemas que me puedan sobrevenir porque tú eres mi refugio y mi protector. Cuando me siento débil por estar enfrentando la oposición, tú eres mi fortaleza. Ayúdame a descansar en la seguridad de tu protección y a clamar a ti por todo lo que necesito en los tiempos buenos y también en los malos.

En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos. (Salmos 18:6)