Fe Diaria: Para un nuevo comienzo

Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. (Lamentaciones 3:22-23)

Todas las personas, en algún momento, sueñan con nuevos inicios: un escape de la monotonía, la oportunidad de un borrón y cuenta nueva, una oportunidad para alejarse de las heridas del pasado o tal vez solamente una oportunidad para hacer algo diferente. A veces, un nuevo comienzo es amenazador porque me obliga a alejarme de lo cómodo y conocido. Otras veces, es emocionante: un desafío para adentrarse a un territorio nuevo, o la euforia de una aventura hacia lo desconocido. Señor, me estás mostrando que la vida es en realidad una serie de nuevos comienzos. Por favor, hazme recordar que los cambios son inevitables; lo que vale es cómo los enfrento. Cada día presenta nuevos retos y problemas. Cada día presenta también nuevas oportunidades para llegar a conocerte mejor, Dios, y volver a empezar con una nueva actitud frente a mis circunstancias y las personas a mi alrededor. Señor, debido a que cada día renuevas tus misericordias para mí, ya no tengo que cargar con los fracasos o remordimientos del ayer. En cada amanecer, ayúdame a recibir con ganas el nuevo día como una oportunidad para comenzar de nuevo y experimentar la frescura de tus tiernas misericordias.