Fe Diaria: Obedecer y creer

Y Jehová dijo a Gedeón: El pueblo que está contigo es mucho para que yo entregue a los madianitas en su mano, no sea que se alabe Israel contra mí, diciendo: Mi mano me ha salvado. (Jueces 7:2)

Señor, enséñame a ser obediente, a confiar completamente en Tu poder, a entregarte toda mi ansiedad. Enséñame a comprender la medida en que deseas actuar en mi vida, y en las pruebas que enfrento y ayúdame Padre aunque a veces no lo comprenda, a entender el motivo y aprendizaje detrás de cada adversidad que encuentro en mi camino.