Fe Diaria: El que no Escatimo ni a su propio Hijo

“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?”. (Romanos 8:32.)

Amados, clamemos para que cada día estemos seguros en los cuidados de un Dios que jamas nos abandona, el dice en Isaias 49:15 ¨¿Puede una mujer olvidar a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Aunque ellas se olvidaran, yo no te olvidaré.¨ estableciendo la promesa de siempre estar con nosotros para jamas abandonarnos, en otro versículo, se contempla la fe del creyente, específicamente en Salmos 27:10 ¨Porque aunque mi padre y mi madre me hayan abandonado, el Señor me recogerá.¨, así tengamos certeza de que nuestro padre esta con nosotros., coloquemos eso en nuestro corazón y podremos sonreír aunque haya momentos perturbadores.